Páginas vistas en total

LEON NO ES FEROZ

Entra a mi barco, que cojo el timón y zarpamos

sábado, 7 de febrero de 2009

la duquesita y yo

Ese extraño instrumento de la más avanzada generación. Un cubo rudimentario con una cuerda, lleno de mierda, eso me dio Mari, en mi nuevo trabajo. Comprendí mejor la palabra denigrante, primitivo, alienante.
los profes parecen progres y enterados de todos, vamos que están puestos en sus materias y en la vida misma.Los chavales fuman, tienen granos y ellas usan tangas y sufren por amor. Pero lo que más me inquieta de este extraño insti, son la duquesita de alba: ese cubo. Y las conejeras: varias aulas pequeñas.
Me entra claustrofobia en esos recónditos espacios, parecen zulos y está todo cerradao. Abajo ves extrañas y enormes máquinas de carpintería que parecen hechas para descuatizadores o psicopatas. detrás de mi, un personaje raro, pero raro, raro, raro, un tal Fernanado me da un suto de muerte, aparece en este taller conb una mirada que me inquieta. Aquí no puede estar nadie, le digo. Me esquiva la mirada. Creo que está jarú.
Conmocionada por tanto extraño elemento en mi vida, intento mantenerme serena, no puedo o sí, son tantas las papeleras que limpiar, los baños que desinfectar, las aulas que barrer. Este tipo de curro se merece al final del día champán y caviar. Y un baño de espuma con muchas burbujas. Si, con muchas burbujas.Ricardo Bernardo. Menudo curro que me ha tocado.las camareras del bar me dan un poco de miedo, es gente muy rara. Quizás este en otro planeta, o en otro karma.Que vida, Dios.

No hay comentarios: