Páginas vistas en total

LEON NO ES FEROZ

Entra a mi barco, que cojo el timón y zarpamos

martes, 6 de abril de 2010

El fonendo y yo


No lo he pasado mal, pese a todo. No somos dueños de nuestro destino y como las cárceles, los hospitales, los psiquiátricos no cierran nunca, me ha tocado hacer penitencia en uno de ellos.
Pensé que si había que hacer penitencia," pues que sea de la mejor manera". Como si en vez de estar en un hospital,estuviera en un convento de monjes benedictinos. Total, la paz es absoluta. Sólo estábamos los imprescindibles: los pacientes, algunos acompañantes y las enfermeras. Los médicos, estarían repartidos entre Praga, Menorca y alguna isla griega ! Vete a saber!
El horario ha sido estricto. Levantarse temprano,comida a la 1,merienda, cena. Y así todo el rato. Me lo he tomado como si fuera una prueba de penitencia o meditación: mucho silencio,reflexión,contemplación, nada de sexo...y mucha paciencia. Porque cuidar a Fer ya R. su compañero de habitación,tenía tela. Me hablaban con imperativos: traéme,toma, quiero...Toma, era la botella de pis. Qué trance.
F y R han disfrutado mucho de las enfermeras. Jóvenes , guapas,resueltas...ellos se dejaban mimar. Les daban hasta el último detalle de sus procesos fisiólogicos. También psicológicos. Una enfermera dulce y guapa dispuesta a escuchar es la mejor medicina no hay duda. Se decantaban por Patricia,sobre todo. Que se desvivía por ellos y tenía un no se qué.
También quedaban hipnotizados por atractivas médicas con fonendo rodeando su cuello de cisne. El fonendo pone mucho, no hay duda.
En el sillón de buen acompañante, y movida por un profundo sentimiento de penitencia y aflicción, me dedicaba a escuchar las peripecias que R había tenido por toda Europa con su camión. Sesenta y cuatro años y viudo. Gran persona. Su enfermedad le había csatigado bastante y se sentía culpable de no haberse cuidado lo suficiente. Los hijos hacian su vida y ahora se veía muy solo. La peor enfermedad.
En la hora triste del anochecer, R me contaba sus años en Rotterdam, como estrenó el Canal de la Mancha con su camión, sus cervezas Gross, ..en unos días dimos vuelta a toda Europa ,acompañados de música . On the road, atravesamos paises y gentes. Cuando " pase todo" vamos a ir a Suances,a comer un buen pescado,que estando bien la vida es muy bonita.
Fer abrumado entre todas las mujeres: hermanas, enfermeras,cuñadas,seguía sumido en un mutismo absoluto. Ya lo hablábamos todo nosotras. Yo huía a ratos del monasterio: Unos mejillones y unas cañas , en " el refugio",un bar muy majo de barrio me daba fuerzas para seguir este via crucis un rato más. Eso y cruzarme con algún médico interesante, de anchas espaldas, me alegraba el día. Volver a casa se me hace raro. Creo que tengo el Síndrome de Estocolmo. ME lo voy a mirar.

20 comentarios:

DanteBertini dijo...

esto que cuentas, tan tristísimo, ¿es literatura de ficción o pura verdad?
Para escribirte "¡qué bien!" o "lo siento..."

leon no es feroz dijo...

Es mi SEmana Santa. Verdad. Pero no quería transmitir tristeza sino todo lo contrario. Un beso Dante

Elvira dijo...

A mí me ha enternecido tu relato. Suerte tiene Fer de contar con tan estupenda acompañante.

Besos

leon no es feroz dijo...

Gracias Elvira. Y yo con él.Y con vosotros y contigo. ¿ no es la vida un puzle inmenso,donde lo más importante es el ser humano? Besitos

Lansky dijo...

Sí, me ponen las enfermeras, y las médico, con o sin fonendo, pero odio los hospitales.

Y temo la enfermedad, confío en que llegado el momento una me mate rápido y silenciosamente, como un buen asesino profesional, y sin degradarme ni molestar a los míos.

Ejem...un abrazo, preciosa.

ALEX B. dijo...

Me infunden mucho respeto y admiración , las personas con trabajos como los que describes.
me gusta mucho cómo lo has escrito y como pones la nota final de humor..
besos

leon no es feroz dijo...

Lansky: ¿ quién nos cuidará cuando estemos en la unidad del dolor? Es broma. Lo ideal sería ser un viejillo activo y lúcido,que pueda disponer de su cuerpo.( y alma)
Recuerdo a mi madre días antes de morir diciendo a las enfermeras: Yo soy dueña de mi cuerpo.

Alex: estoy contigo. Chapeau por algunos médicos y enfermeros. Cuando le ponen humanidad a su trabajo todo cambia , a favor claro.
Me gusta el sentido del humor en la gente.Y en la actitud. Saber reirse de uno mismo.

Un besazo a los dos.

ruben dijo...

Tengo un poema en Temas de Denuncia "Soldados de la edad dorada" y como protagonista a mi mujer que es del gremio, del más duro, en el que cuento cómo se ofrece y tantas veces a dar su mano a quién se muere velado por cuatro paredes.Su diario es estremecedor, por eso no puedo dejarte un comentario alegre.
Un beso

Lola dijo...

Que me ha gustado mucho lo que escribes, mi Leon no feroz.!
Acompañar a las personas en momentos en que te necesitan es lo más bonito que se puede hacer.
No se quien es Fer pero a su acompañante de habitación seguro que le ha hecho pasar unos dias maravillosos. Hoy poti y mañana por mi. Un beso y que se pongan bien los dos cuanto antes. Lola

leon no es feroz dijo...

Rubén: un poema precioso.! Darte la enhorabuena por tener ese " soldado" a tu lado. Estar al lado de alguien que está muriendo,cogiéndole la mano es la mejor despedida. ! Qué duro pasar ese trance solo! Yo he acompañado en ese momento a algunos seres queridos y te queda la satisfacción de que estabas ahí.En esta sociedad en que todo el mundo mira a otro lado la labor de tu mujer es encomiable. Le pongo una medalla: un beso de corazón.

Lola: He intentado poner un poco de humor a la historia,para quitarle hierro a momentos dífíciles. Fer, que es mi media naranja,ya está en casa,recuperándose poco a poco. En una batalla dura que está librando con su enfermedad. Espero que R,esté mucho mejor. También hubo ratos de confidencias y humor. En el hospital !tienes tiempo para todo!

Un beso muy fuerte a los dos!!!

Javier dijo...

Cuando lo necesito, siempre encuentro consuelo en la idea de que en un mundo tan plagado de incertidumbres, contradicciones y agujeros negros como este, el dedicar algo de nuestro tiempo a escuchar y atender a los demás, sobre todo a los más necesitados, es una fuente de certeza y fortaleza: no hay lugar para el error, un acierto perfecto, sobrenatural y humano; ninguna otra cosa se justifica a sí mismo sin condiciones incrementando siempre la columna del haber.
Saludos y felicitaciones.

leon no es feroz dijo...

Javier, me ha gustado lo de la columna del haber. Yo admiro a los tanto a los voluntarios de cuidados paliativos, como a los profesionales que en el día a día,ponen ganas y mucho cariño en el trato con los enfermos.
Eso ví en el grupo de la planta de oncología del Hospital Valdecilla,en Santander.
Un abrazo !!!

chanclas dijo...

El tiempo en los hospitales se detiene. Esa ha sido siempre la sensación que me ha quedado de mis estancias en ellos, afortunadamente casi siempre como acompañante.
Por eso vale tanto la compañía, una buena compañía.
Saludos

mi nombre es alma dijo...

Una manera alegre y animosa de contar algo que no lo es, lamentablemente lo se muy bien.

Un abrazo

leon no es feroz dijo...

Chanclas: a casi todos nos toca alguna pasar por estos sitios. ! habrá que tomarsélo con filosofía!

Alma:Aprovechemos el día a día. Este aquí y ahora,con positividad y buena energía. Aunque no siempre es posible decirlo o hacerlo.

Un abrazo a los dos!!

Miguel Baquero dijo...

Me ha gustado mucho, porque pese a la decadencia -aunque muy bien disimulada- del sitio no has tramitido sordidez sino comprensión y humanidad. Te felicito

leon no es feroz dijo...

Gracias Miguel: pero la decadencia no está en el lugar, sino en la enfermedad y en el enfermo;el dolor y la enfermedad en sí vuelven un palacio, en el sitio más sórdido como dices.
Este hospital en concreto, es alegre, nuevo, luminoso..con buenos profesionales. Lo duro es saber qu en la planta nueve o diez, no recuerdo, hay niños con cáncer. Que con la mirada preguntan el porqué les pasa eso. Y no hay respuesta que darles.
Un beso Miguel.

Ana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Ana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme, anacect@gmail.com
Exitos con tu página.
Saludos
Ana

Lansky dijo...

¿Eucaliptos descalzados por los embates del mar?

leon no es feroz dijo...

¿ LO flipas, verdad? Es un rincón de mi pueblo. El Regatón,un bosque de eucaliptus al borde del mar, entre el mar y marismas. Dónde se crió mi madre y mis primos montan a caballo.
Es el paraíso a veinte minutos de mi casa. Esta foto la hice el martes.