Páginas vistas en total

LEON NO ES FEROZ

Entra a mi barco, que cojo el timón y zarpamos

sábado, 12 de diciembre de 2009

Quien estuviera en Antoñana


Ese bello rincón navarro. Sitios que evocan que los árabes y judios dejaron su huella aquí. Apellidos como Barbarin, Moses y otros apellidos conversos delatan el cruce cultural. Sitios en los que me gustaría estar recluida un tiempo. Entonces no me quedaría más remedio que leer y escribir.
Decía Sábato que el verdadero escritor tiene que tener una obsesión fanática, nada debe anteponerse a su creación. Antoñana por tener, no tiene ni tasca. Y ahí podré cumplir la misión que nos propone Sábato: despertar al hombre que viaja hacía el patíbulo.

2 comentarios:

Licantropunk dijo...

Lejos del mundanal ruido: dormir la vida para despertar al hombre. Y el patíbulo puede esperar.
Saludos.

Alberto M dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=aBn-OMbkKfg

gracias por el comentario.
Un saludo,