Páginas vistas en total

LEON NO ES FEROZ

Entra a mi barco, que cojo el timón y zarpamos

martes, 8 de diciembre de 2009

Riglos-Huesca

Los Mallos de Riglos, impresiona llegar a este pueblo de 66 habitantes, ocupado por cientos de deportistas. Aquí conocí a un matrimonio del pueblo muy majo: Zenon y Próspides. El y ella. El paisaje era bello y extraño como sus nombres.
Por supuesto ,los pinches güeis, enseguidan planearon subir " al Puro" la montaña de la izquierda. Yo entré en el bar del pueblo. Con mi cuaderno. Y la ilusión del adolescente que se va de aventura. Acababa de comprarme mi primera navaja suiza. Y junto con la mochila y el cortavientos me sentía Kipling en la jungla. Todo era rojo, cálido, terroso. Como el sol.

No hay comentarios: